domingo, 14 de octubre de 2018

Referendos y liderazgo en España / Francisco Poveda *

En Europa no entienden bien lo que realmente está pasando en España y lo cierto es que nuestras embajadas no se han empleado casi nada en explicar el proceso soberanista catalán y sus causas profundas a las respectivas opiniones públicas nacionales, de la Unión Europea al menos, y a sus más relevantes medios en cada país, incluida la intervención y su financiación exterior interesada  para una balcanización de la península Ibérica. 

Y quizás sea por el rubor que implica en una teórica democracia parlamentaria occidental haber negado la libertad colectiva de expresión a un grupo de ciudadanos españoles residentes en Cataluña a través de un referendo consultivo (cuando el resultado implica únicamente la manifestación de la voluntad general o popular de forma no vinculante) que, en la fecha de su planteamiento en 2016, hubiese arrojado unos resultados porcentuales previsibles y muy distantes de lo que significarían hoy de realizarse tras un acuerdo político previo entre Madrid y Barcelona. 

Ahí el ex premier Rajoy no estuvo políticamente muy fino entonces y de aquellos polvos... estamos donde estamos y posiblemente a donde vamos. Aunque bien es cierto que el Gobierno central no puede admitir, ni el sistema oneroso de las artificiales autonomías regionales puede aguantar, que la contribución fiscal del 20% del PIB español (catalán) aspire a un sistema de conciertos o 'cupo' con el Estado como el caso del País Vasco (5%) o Navarra (2%) a base de aportaciones cuasi simbólicas al erario público de la Nación en el marco de la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Explique lo que explique y donde lo explique, Rajoy ha salido del Gobierno por no asumir su responsabilidad política, personal y colegiada, ante el desafío catalán. Y Pedro Sánchez entró de urgencia en La Moncloa, presumiblemente de la mano de La Zarzuela y el Ibex bursátil, para encauzar un entuerto de tal envergadura mientras se regenera una derecha conservadora estructuralmente corrupta, se revela el escaso peso específico de un C's de 'plastilina' y se verifica el techo electoral de un neocomunista Podemos ante la recuperación constatable del voto socialista antes de convocar unas nuevas elecciones generales, todo lo tarde en el tiempo que se pueda, para que el régimen del 78 pueda recuperar el aliento y apuntalar a la Corona ante los crecientes embates republicanistas desde diferentes procedencias.

Porque aquí entendemos cualquier referendo como plebiscito, es por lo que no se hizo en 1978, diferenciado del de la nueva Constitución, el del sistema de Gobierno (monarquía o república) que hoy, en 2018, aún parece pendiente para legitimar democráticamente a la Corona cuya única decisión existencial actual proviene de las Cortes (Parlamento) de Francisco Franco en primer lugar y, en segundo, de la dinástica de don Juan de Borbón desde un punto de vista de sucesión interna al entenderlo todo como una reinstauración de lo desechado en 1931 por unas elecciones municipales concluyentes.

Pero la Corona puede y tiene que hacerse útil en tiempos tan turbulentos si es que aspira a sobrevivir en España. Nunca se entendió muy bien como no se renovó por completo el equipo de La Zarzuela con la ascensión al Trono de Felipe VI. Y ahora aún se entiende menos al trascender que el cuestionado desde Cataluña discurso regio del 3-O de 2017 se coció en los entornos del monarca, lo que todavía puede resultar más problemático de cara a las periferias del país y sus élites más liberales por ilustradas. 

El resultado es que la sociedad española más inquieta por joven, bien formada y progresista ha elegido este simbólico 12 de octubre (día de la fiesta nacional) para debatir sobre la abolición de la monarquia parlamentaria tras el cuestionamento que se produjo horas antes en el Parlamento catalán con la reprobación del monarca. 

Y puede continuar ahora en algunos ayuntamientos de las llamadas nacionalidades históricas, desde Galicia a las Vascongadas y hasta de Baleares, visto el poco entusiasmo ante el llamamiento del constitucionalista PP para cubrir ese día todas las fachadas de las viviendas en España con la enseña nacional con motivo del 12 de octubre. 

Su escasa capacidad de convocatoria tiene mucho que ver con la corrupción sistémica, la degradación general y la ascensión de los populismos, que explican el fenómeno catalán y la falta de credibilidad, por agotamiento, del régimen del 78 en todo su conjunto, hasta el desprestigio en Europa de la Justicia española por su infiltración política definitiva.

Con todo, lo más preocupante e inquietante es la falta de un liderazgo nacional que tan bien supo encarnar el actual rey emérito Juan Carlos I. Desde Pablo Iglesias hasta Felipe VI, pasando por Pablo Casado, Albert Rivera, Pedro Sánchez y hasta Alberto Garzón, no se han revelado como líderes en coyuntura tan propicia como la de ahora para poder demostrarlo con un poco de esfuerzo. 

Y esa es la verdadera tragedia nacional que puede dar lugar a todo tipo de riesgos interiores y exteriores para conservar las esencias culturales e históricas que sustentan identidad,  folclores aparte.

Meses después de la moción de censura en el Congreso, la derecha española se ha fraccionado en tres partidos extremos que han regalado el centro al PSOE mientras la izquierda reformadora y transformadora reside en Podemos, por lo que cabe concluir que en unas eventuales elecciones próximas, y coincidiendo con el oficial CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), hoy ganaría con holgura el centro-izquierda frente a los nacionalistas vascos y catalanes incluso, por un significativo deslizamiento del voto con las posibles excepciones de Andalucía, Cataluña y puede que hasta el País Vasco, según coinciden sociólogos expertos en demoscopia. 



(*) Periodista y profesor en España

viernes, 21 de septiembre de 2018

La marca puertorriqueña Muuaaa hace historia en la Bienal de Diseño de Londres 2018

SAN JUAN.- Celina Nogueras y Miguel Miranda, de la empresa Muuaaa Design Studio, hacen historia como los primeros puertorriqueños que participan en la Bienal de Diseño de Londres, donde hasta el día 23 exhiben y se miden a otras grandes marcas de 40 países, ciudades y territorios.

Según explicó Nogueras, la principal estratega creativa y fundadora de Muuaaa, la cita artística de este año lleva como nombre "Emotional States" (Estados Emocionales).

La instalación de Muuaaa, "Soft Identity Makers", presenta 45 imágenes abstractas o como Nogueras lo describió: "identidades".
"Nuestra propuesta es generar identidades, que es un sistema gráfico que incorporara los gustos de las personas, pero abstracto con formas redondeadas, puntiagudas y símbolos para que le lleguen a todo tipo de persona", destacó.
Las 45 imágenes elegidas van desde una bandera, un pasaporte, un paisaje o un escudo indefinido, de las cuales los visitantes pueden escoger cinco, y el equipo de trabajo de Muuaaa -que alcanzan las ocho personas- le elabora camisetas, pañuelos para la cabeza o postales.
Para la instalación, la empresa boricua llevó 2.000 camisetas.
Es la primera ocasión que Muuaaa imprime este tipo de ropa.
"La aceptación de las personas en Londres en relación con nuestro concepto de identidad de algoritmo curado demuestra nuestra teoría y la relevancia del futuro de la marca", dijo Nogueras.
Nogueras, quien además participó de una de las charlas en la bienal, indicó que el propósito de la exposición de Muuaaa en el evento en Londres ha sido analizar el futuro de su marca.
Muuaaa es un estudio de diseño, innovación y asesoría de marca que ofrece soluciones de diseño de dos dimensiones a tres dimensiones, desde: creación de emblemas e identidades corporativas hasta diseño gráfico, editorial, de etiquetas y paquetes, y de exhibidores e interiores comerciales, entre otros.
Nogueras detalló que su empresa la creó hace diez años, de los cuales pasados cinco la ha usado como trampolín para diseñar emblemas para empresas, como los de los helados, muy conocidos en la isla, Señor Paleta, la coctelería La Factoría y el negocio especializado en confección de panes estilo europeo, El Horno de Pane.
"Esto abre una nueva era para la marca, sobre cómo las marcas quieren involucrarse con sus consumidores. La cantidad de posibilidades para las marcas podría ser de millones. Imagine una marca que crea identidades basadas en los gustos de las personas para crear objetos impresos a pedido o nuevas marcas", agregó.
Miranda, quien estudió arquitectura, agregó que este evento, que describió como "las Olimpiadas del diseño" por la cantidad de personas que acuden, de las cuales se estiman que alcanzan las 300.000.
"La escena del diseño está creciendo. Ahora lo que queremos es conseguir clientes internacionales fuera de Puerto Rico para exportar", enfatizó Miranda, quien dijo que al momento han recibido la visita de personas de países como Somalia, Hong Kong, China, Italia, España y Francia.
Sobre la posibilidad de que participen en la bienal del año próximo, Miranda explicó que uno de los propósitos del evento es que sea una plataforma como trampolín para participar en otras bienales.
"La gente cambia, la gente viaja y la gente evoluciona, por lo que las marcas también deberían hacerlo. El sistema creado por Muuaaa abre la puerta al crecimiento y le permite regenerarse, junto con la marca, a lo largo del tiempo", puntualizó Miranda.

jueves, 20 de septiembre de 2018

"Colonialismo" de EEUU obstaculizó la ayuda a Puerto Rico, dice el gobernador

SAN JUAN.- El "colonialismo" de Estados Unidos en Puerto Rico obstaculizó la ayuda federal a la isla tras el azote del huracán María, dijo el jueves el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, cuando se conmemora un año de la catástrofe que dejó casi 3.000 muertos.

"Puerto Rico es un territorio colonial, ahí tenemos una dificultad ya inherente", dijo Rosselló en entrevista a la radio local WKAQ 580, cuando comienzan las conmemoraciones a las víctimas del desastre.
Explicó que con la agencia federal de emergencias FEMA "los procesos burocráticos han sido excesivos" y que la recuperación energética a cargo del cuerpo de ingenieros del Ejército de Estados Unidos, que llegó a la isla días después del desastre, "fue insuficiente, carecía de urgencia".
Comparó este escenario con la celeridad de la respuesta federal a los estados de Texas y Florida, que habían sido golpeados semanas antes por los huracanes Harvey e Irma; así como con la ayuda que recibió el estado de Luisiana luego de la devastación de Katrina en 2005.
"¿Por qué aquí hay unos procesos burocráticos adicionales a los que había en Florida y Texas? ¿Por que en Katrina, cuando ocurrió, le dieron el 100% de pago de los trabajos de emergencia y a Puerto Rico no se lo han extendido?", preguntó el gobernador en la radio.
El 8 de agosto, Puerto Rico pidió al Congreso 139.000 millones de dólares de ayuda, pero aún no ha recibido respuesta.
Rosselló dijo que el carácter de estado libre asociado impide a la isla caribeña tener representantes en el Congreso estadounidense, sino apenas un delegado con voz pero sin voto.
"Usamos los micrófonos", dijo el gobernador, "pero estamos limitados. Diferente a Florida, si [ese estado] tuviera unos parámetros injustificados de burocracia, ahí estarían dos senadores luchando y dándole martillazos a FEMA".
"Pero aquí nosotros no tenemos eso", añadió el gobernador, que aboga por la llamada "estadidad" que convertiría este territorio estadounidense en el estado número 51 de Estados Unidos.
El gobierno de Puerto Rico decretó duelo este jueves y ordenó que las banderas de la isla ondeen a media asta.
En la tarde, líderes religiosos y políticos, incluyendo al gobernador de Florida, Rick Scott, participarán en un acto conmemorativo en el histórico Castillo San Cristóbal, un fuerte español en el histórico barrio colonial Viejo San Juan.
Scott, que busca un puesto en el Senado en noviembre, también ordenó a las oficinas de Florida que ondeen las banderas a media asta en apoyo a Puerto Rico.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Después del ciclón, la adversidad sigue para los puertorriqueños en EEUU

NUEVA YORK.- El huracán María, que tocó tierra en Puerto Rico el 20 de septiembre, dejó 2.975 muertos, según el balance oficial. También arrasó con la red eléctrica y las existencias de agua potable. Daños: 90.000 millones de dólares.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), que se encarga de gestionar los desastres y proporcionar ayuda, cubrió inicialmente los costos de hotel de los evacuados, pero ese programa culminó en mayo, provocando una andanada de fallos judiciales que mantuvieron el programa durante el verano boreal.
Pero conscientes de que pronto terminará, muchos se mudaron a refugios para sin techo.
Una portavoz de la ciudad de Nueva York dijo que las autoridades calculan que hay unos 700 puertorriqueños sin hogar al cumplirse el primer aniversario del desastre.
Los refugios patrocinados por el gobierno no ofrecen albergue de largo plazo a los puertorriqueños reubicados en el continente, algo que se ofrece a sobrevivientes de otros ciclones en Estados Unidos.
Latino Justicia, una organización que lidera una demanda colectiva contra la FEMA, dijo que esa política viola los derechos constitucionales de los evacuados.
"Creemos que es responsabilidad de la FEMA proveer a esas personas", afirmó Natasha Bannan, una abogada de esa organización.
Muchos consideran la respuesta de la FEMA como prueba de la actitud pasiva e indiferente hacia Puerto Rico del gobierno del presidente Donald Trump.
La FEMA había ofrecido devolver sin cargo a los puertorriqueños a la isla hasta el 30 de agosto. De los miles de desplazados, solo unos 500 aceptaron la oferta, indicó la agencia.
En un informe divulgado en su sitio web este verano boreal, la FEMA admitió no estar adecuadamente preparada para manejar los efectos del huracán María, carecer de suficiente personal y demorar más de lo debido para entregar los suministros.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Trump insulta a Puerto Rico y niega los muertos por el huracán

NUEVA YORK.- La semana que viene se cumple un año de la llegada del huracán María a Puerto Rico, y la isla todavía tiene abiertas las heridas que dejó. Hace solo un mes se recuperó el acceso eléctrico en todo el territorio, y buena parte de sus infraestructuras siguen afectadas . Pero hay palabras que duelen más que pasar un año sin luz, sin posibilidad de conservar los alimentos, sin enchufar un ventilador para combatir el calor o sin servicios básicos en los hospitales. Donald Trump aseguró ayer que las estimaciones de fallecidos de María en Puerto Rico -territorio soberano de EE.UU.- son un invento. «No murieron tres mil personas en los huracanes que golpearon Puerto Rico», dijo en Twitter y recoge el diario Abc en Madrid.

Explicó que cuando él visitó la isla, dos semanas después del huracán, la cifra de muertos estaba «entre 6 y 18 fallecidos» y que «los demócratas» confeccionaron una cifra mucho mayor «para hacerme quedar mal». Añadió que él tuvo éxito en conseguir «miles de millones de dólares» para la reconstrucción y que cuando una persona fallecía «por vieja» la metían en la lista.
El mensaje, además de un insulto a la cara de las víctimas y de sus familiares, es un cúmulo de falsedades y de interpretaciones erróneas. Trump se olvidó de decir que la cifra de muertos que le dieron el mismo día que visitó Puerto Rico había subido a 45 cuando por la tarde se volvió a subir en el Air Force One.
Y, sobre todo, hizo una caracterización falsa del número de fallecidos, que es una estimación establecida por un informe de la Universidad George Washington y que utiliza parámetros objetivos: compara los datos históricos de fallecidos en un periodo con los registrados en los meses posteriores al huracán.
Factores como la ausencia de electricidad durante meses, la propagación de enfermedades, el desabastecimiento de agua o el cierre de hospitales se debieron al huracán y se relacionan de forma directa con el aumento de la mortalidad. Durante meses, el Gobierno de Puerto Rico aseguró que la cifra de muertos era de 64. Este verano, aceptó como buenos los datos de la Universidad George Washington.
Seis meses después de la llegada de María, Abc visitó Puerto Rico y comprobó cómo la electricidad y el agua no habían llegado a amplias zonas de la isla, con municipios donde cerca del 70% de la población no tenía acceso y donde los hospitales seguían cerrados. No es el primer insulto de Trump a los puertorriqueños.
En su visita tras el huracán, dijo que no era tan importante como «una catástrofe real como Katrina», en referencia al huracán que asoló Nueva Orleans en 2005; lanzó rollos de papel de cocina a la población haciéndose pasar por un jugador de baloncesto, y criticó que la isla había despilfarrado su presupuesto.
Las declaraciones de Trump han sido recibidas por críticas furiosas de los demócratas -el senador Bennie Thompson ha exigido su «dimisión inmediata»- y de algunos republicanos, como Ileana Ros Lehtinen, representante de Florida en la Cámara de Representantes. «¿Cómo puedes ser tan egocéntrico como para distorsionar tanto la verdad?», se preguntó. La respuesta, probablemente, la sabe Trump: un insulto a Puerto Rico no le enfrenta a sus bases electorales. Quizás lo contrario.

jueves, 30 de agosto de 2018

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, admite que cometió errores en la gestión del huracán 'María'

WASHINGTON.- Murieron muchos más que cuando la negligencia humana y el Huracán Katrina acabaron con la vida de más de 1.800 personas en 2005, pero Puerto Rico fue el verano pasado una nota a pie de página, un rincón olvidado de la información y la política en Estados Unidos. Murieron casi 3.000 personas (cifra similar a los fallecidos por los atentados del 11-S), no las 64 que el gobierno de la isla manejó durante meses como cifra oficial de muertes por el Huracán María, tal como recoge el diario español Abc.

El nuevo recuento procede de un informe de la Universidad George Washington, encargado por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, que asumió en rueda de prensa el resultado de un estudio que también señala la responsabilidad de su gobierno en el manejo de la situación.
«Los líderes gubernamentales estaban desconectados de la realidad de las comunidades puertorriqueñas», se lee en uno de los testimonios, que denuncia que la información «se ocultó intencionadamente para eludir la culpa».
«Admito que cometí errores y que se podía haber hecho de otra manera», dijo Rosselló, pero rechazó que la parte que le corresponde estuviera «ligada a consideraciones políticas» y anunció tanto que firmará una orden ejecutiva para revisar y reformar los protocolos como que encargará un monumento en honor a las víctimas del huracán.

Problemas de comunicación

El informe detalla graves problemas de comunicación entre las diferentes agencias gubernamentales, que limitaron su respuesta ante la emergencia, y falta de preparación del personal médico a la hora de expedir los certificados de defunción.
Igualmente señala que, «a pesar de la campaña de los medios y los esfuerzos de preparación, las comunidades no estaban preparadas de manera adecuada para el impacto directo e indirecto de un huracán de categoría 4».
En parte, apuntan, porque hubo quienes «no se tomaron las advertencias con la seriedad debida», pero también porque, aunque hubo quienes sí siguieron las indicaciones, no se les suministró lo necesario «para un periodo prolongado de tiempo».
La isla solo podía asumir un huracán de categoría 1 dados los protocolos vigentes en el momento.
Este estudio se suma a otros anteriores que habían advertido de que la cifra inicial estaba muy lejos de la realidad. La diferencia con respecto a otro informe publicado en mayo por la Universidad de Yale, que estimaba en más de 4.600 muertes vinculadas al huracán, es el método de trabajo.
Aquel se basó en entrevistas de campo. Las muertes, concluyeron, se produjeron por la interrupción de los servicios básicos de salud para los mayores y la pérdida de servicios fundamentales para personas con enfermedades crónicas. Acusaban al gobierno de falta de transparencia.

Estudio realizado por la Universidad George Washington

En el caso del estudio hecho público ahora por la Universidad George Washington, el trabajo es fundamentalmente estadístico y se concentra en un periodo de tiempo de seis meses, los transcurridos entre septiembre de 2017 (mes del impacto del huracán) y febrero de 2018.
Los autores del informe han comparado las cifras de fallecimientos en ese tiempo con las estadísticas de muertes en años anteriores. De esa forma obtienen una cifra que consideran el «exceso» de muertes respecto a las estadísticas regulares. Un total de 2975 personas . De haberse extendido en el tiempo, los investigadores creen que el número podría haber sido superior.
El análisis no se limita a las muertes ocasionadas de forma directa por el huracán a su paso por Puerto Rico, sino que establece una correlación entre el impacto del María, la situación sanitaria y de servicios en la isla a consecuencia de la devastación (la falta de luz, el suministro de agua, las comunicaciones) y su relación con las muertes en los meses posteriores (hay constancia de enfermos que fallecieron a causa de la falta de suministro eléctrico).
Este mes de agosto, casi un año después de la llegada del Huracán María , se ha encendido la luz en la última casa que todavía carecía de ella.
En base a los registros demográficos, en enero y febrero de 2018 se registraron 900 decesos por encima de la media. Una mortalidad que fue claramente mayor en zonas más empobrecidas del territorio, donde el riesgo de muerte se elevó un 60%, y afectó especialmente a hombres de más de 65 años (35% más de probabilidades).

No se reflejan las circunstancias de los difuntos

La universidad no refleja los nombres y circunstancias de los difuntos, porque el estudio es meramente estadístico y matemático. Hay propuesta una segunda fase del estudio (la primera ha costado 305.000 dólares) que permitiría, aseguran los autores, especificar los nombres y causas concretas de las muertes, pero está a la espera de aprobación por el gobierno caribeño.
Tal y como señala «The New York Times», el publicado incluye «muy pocos detalles sobre su método y análisis» y todavía no sido sometido a la rigurosa revisión de una revista médica.
En una entrevista con el periódico «El Nuevo Día» de Puerto Rico , el gobernador, Ricardo Rosselló, reiteró su asunción de errores, pero se escudo en los ocho meses escasos que llevaba al frente.
«Nosotros ya habíamos comenzado a hacer una serie de cambios y evaluaciones en el proceso de respuesta a la emergencia, pero lo cierto es que un evento de esta magnitud fue algo sin precedentes».
Dos semanas después del huracán, el presidente del país, Donald Trump, visitó la isla y contrastó «los cientos y cientos de personas que murieron» en Nueva Orleans en 2005 con las 16 que reconocía el recuento oficial del gobernador.
«Todo el mundo puede estar realmente orgulloso de lo que sucedió en Puerto Rico», afirmó Trump.

viernes, 10 de agosto de 2018

Puerto Rico reconoce que el huracán 'María' pudo dejar más de 1.400 muertos

MIAMI.- Parapetado casi un año tras una cifra inverosímil por baja, el Gobierno de Puerto Rico ha comenzado a reconocer públicamente el volumen real de muertes vinculables a los efectos del huracán María. Hasta la fecha el número oficial es 64, pero en un documento reciente se estima en más de 1.427.

El dato aparece en un borrador de julio de un informe del Gobierno de la isla al Congreso de EE UU en el que reclama fondos para la reconstrucción del país. Entre los daños provocados por el huracán María en septiembre de 2017, ya avanzado el documento –página 28–, se menciona la cantidad revisada de defunciones relacionables con la devastación. 
Dos páginas después, se atestigua que la cifra es "mucho mayor" que la del recuento inicial. En los últimos cuatro meses de 2017 hubo 1.427 muertes más de lo normal comparado con la media de los cuatro años anteriores.
La cifra incluiría muertes por causas directas o indirectas. En la versión final del informe, según indica una fuente del gobierno a The New York Times, se añadirá que estas defunciones "pueden ser o no atribuibles" al huracán María
En el borrador se anuncia que el número final de muertes vinculables al desastre lo establecerá un estudio encargado por el Gobierno de Puerto Rico a la Universidad George Washington, que se publicará próximamente.
En un estudio de Harvard divulgado en mayo, citado en el propio borrador, se estimaba que los fallecimientos por causa indirecta de María estarían entre una amplia horquilla que iría de los 800 a los 8.500, la mayoría por las graves carencias de atención médica en hospitales y domicilios que provocó la caída de la red eléctrica durante meses, afectando en especial a los dependientes de máquinas de diálisis y de oxígeno. Las zonas más afectadas fueron las golpeadas de lleno por el huracán y las montañosas.
El huracán María arrasó Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017 con vientos de hasta 250 kilómetros por hora. Fue el quinto huracán más fuerte que ha golpeado territorio de EE UU (Puerto Rico es un Estado Libre Asociado). Justo antes de chocar con la isla era un huracán de fuerza cinco –nivel máximo– y al llegar a la isla se degradó ligeramente a cuatro.
Medio millones de hogares (en un país de 3,3 millones de habitantes) sufrieron daños. Decenas de escuelas tuvieron que cerrar y muchos hospitales estuvieron semanas funcionando bajo mínimos. Los desperfectos en infraestructuras públicas, según el gobierno, sumaron unos 30.000 millones de dólares. 
Para el plan de reconstrucción, Puerto Rico pide a Washington 139.000 millones de dólares, incluidos 33.000 para vivienda, 30.000 para suministro de agua y 26.000 para el servicio eléctrico, según el diario español El País.

domingo, 15 de julio de 2018

Los «criptohippies», a la conquista de Puerto Rico


SAN JUAN.- «¡Vamos a cambiar el mundo!», se gritan extasiados dos jóvenes, las caras sudadas, los ojos brillantes, a altas horas de la noche una galería de arte en San Juan. Se acaban de conocer en una fiesta que celebra la llegada de una nueva criptomoneda, Good Money. Pero comparten la epifanía de que el dinero –mejor dicho, el nuevo dinero digital– puede ser bueno y mejorar la sociedad, relata un enviado especial de Abc, de Madrid. 

Incluso recuperar a un país devastado por un huracán, como Puerto Rico, que todavía tiene las heridas abiertas por «María», que destrozó la isla en septiembre del año pasado. Es uno de los muchos eventos relacionados con «blockchain» y las divisas digitales que se han celebrado en lo que va de año en la capital de Puerto Rico, convertida a su vez en la capital de la incipiente «criptoutopía» que quieren construir algunos de los nuevos millonarios surgidos con el «boom» de esta tecnología.
No muy lejos de allí, en el hotel Vanderbilt (en la imagen), uno de los más lujosos frente al mar Caribe, se celebra una conferencia sobre las oportunidades que las criptomonedas y la tecnología blockchain suponen para la isla. La fauna en el vestíbulo es heterogénea: expertos en tecnología con pinta de jugadores de rol, tiburones de Wall Street bronceados, burócratas isleños y jóvenes inversores que parecen recién salidos de Burning Man, con bigotes, colgantes, ropas étnicas, tatuajes y mirada idealista.

Pierce, el moisés

Algunos están de paso, en busca de oportunidades de negocio, establecer contactos y empaparse de las últimas tendencias. Otros aseguran que han venido a quedarse para construir una sociedad nueva con la promesa libertaria de las criptomonedas: descentralización, transparencia, accesibilidad.
El «moisés» del movimiento es Brock Pierce. Fue actor en su infancia, pero no tardó en cambiar los platós por las inversiones tecnológicas. Apostó pronto por las criptomonedas e hizo una fortuna enorme. 
Con sombrero de ala ancha, chaleco de cuero y tintineo de abalorios aterrizó en diciembre en Puerto Rico con el objetivo de montar una nueva sociedad apoyada en la tecnología blockchain y con sabor «new age».
 Un artículo de «The New York Times» describía la corte de inversores que le había seguido, a mitad de camino entre el culto mesiánico y la oportunidad de negocio. Pierce ejecutaba rituales –se introducía en el tronco de un árbol, besaba los pies a un anciano, bendecía un cristal en el agua– mientras hablaba de comprar terrenos para levantar su sueño. 
En un primer momento, alquiló junto a otros inversores The Monastery, un pequeño hotel en medio del Viejo San Juan, cerca de donde aparcan los cruceros del Caribe, y lo convirtió en el centro de sus operaciones.
Para muchos, el verdadero motivo que ha provocado la marea de millonarios es más mundano de lo que aparenta el discurso de Pierce y sus seguidores: impuestos. El pegamento que une a un encorbatado de Wall Street, un «burner» de Los Ángeles y a un millonario de Silicon Valley es rebajar al máximo la factura fiscal. 
Puerto Rico, que ya era un paraíso natural, se ha convertido en un paraíso fiscal. La reciente normativa ofrece a quienes trasladen su empresa un impuesto de sociedades del 4% –muy por debajo de EE.UU., incluso tras la reforma fiscal de Trump, que lo dejó en el 21%–, del 0% para los dividendos y, lo que es el gran caramelo para los criptomillonarios–, del 0% para ganancias de capital.

La California de los 70

Uno de los inversores establecidos en la isla es Franck Nouyrigat, con varios proyectos con criptomonedas. «Puerto Rico se va a convertir en un lugar increíble para trabajar mientras se disfruta de un estilo de vida atractivo y barato. Como California o Florida en los 70 y 80», explica. Para él, las razones de mudarse a la isla caribeña son tres: «El 0% en impuesto de ganancia de capital, el estilo de vida y que es un lienzo en blanco en el que construir un país 2.0 mientras se ayuda a la economía local».
«Yo no identificaría este sector como algo a lo que darle prioridad», explica Miguel Soto, presidente del Centro para una Nueva Economía, el «think tank» más prestigioso.
«Lo cierto es que se han interesado por Puerto Rico, no sé si por las razones correctas o no. Buscan sitios con bajas contribuciones fiscales y flexibilidad, y quizá se les estén haciendo concesiones que no se haría en otros lugares, hay que tener cuidado con eso», advierte. Sin embargo, reconoce que, en la situación en la que está la isla «no nos podemos dar el lujo de descartar muchas cosas».
Muchos de los criptoinversores aseguran que su presencia ayudará a levantar la economía de la isla, ahogada por la deuda y con los servicios públicos bajo mínimos. La paradoja es que los propios puertorriqueños no pueden disfrutar de las ventajas fiscales que sí tienen los inversores que vienen de fuera.
Eso, unido a la desconexión aparente entre los nuevos criptomillonarios y los problemas de buena parte de Puerto Rico –unos hablan de crear una utopía tecnológica, otros llevan meses sin acceso siquiera a electricidad– ha provocado recelo en la isla, donde algunos hablan de «criptocolonialismo».

martes, 29 de mayo de 2018

El huracán 'María' mató en Puerto Rico a más de 4.600 personas

WASHINGTON.- La cifra de muertos por el paso del huracán María en Puerto Rico el año pasado puede ser de más de 4.600 fallecidos, muy por encima de los 64 que fueron reportados oficialmente, según un estudio publicado hoy en la revista científica New England Journal of Medicine.

"Nuestros resultados indican que la cifra oficial de 64 es una sustancial infravaloración de la verdadera mortalidad tras el huracán María", se indica en el estudio elaborado por la escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en colaboración con las universidades Carlos Albizu y Ponce, en Puerto Rico.
Con rachas de vientos de casi 250 kilómetros por hora y fuertes lluvias que causaron inundaciones catastróficas, hubo muchas maneras de que el huracán causara muertes entre el 20 de septiembre, fecha en que la tormenta tocó tierra en la isla caribeña, y diciembre de 2017, se explica en el reporte.
El estudio se basó en una encuesta aleatoria a 3.299 hogares en Puerto Rico, a los que se preguntó sobre las muertes y las causas de estos fallecimientos entre la llegada de la tormenta y el final del año.
Al comparar los resultados con datos del año anterior, se llegó a la conclusión de que habían perecido 4.645 personas más que en el mismo periodo de 2016, especialmente debido a la incapacidad de tratar enfermedades crónicas en los centros hospitalarios.
Los investigadores afirmaron que "estas cifras servirán como una importante comparativa independiente a las estadísticas oficiales de datos de muertes registradas, que están actualmente siendo revisadas, y subrayan la falta de atención del Gobierno de EE.UU. a las frágiles infraestructuras de Puerto Rico".
En este sentido, el estudio remarcó que el 83 % de los hogares encuestados estuvo sin acceso a la red eléctrica durante los últimos tres meses del pasado año.
De confirmarse estos datos, María, que tocó tierra como huracán de categoría cuatro, habría dejado más muertos que el Katrina, que asoló Nueva Orleans en 2005 y dejó un saldo mortal de más de 1.880 fallecidos.

domingo, 27 de mayo de 2018

Florida declara el estado de emergencia por la llegada de ‘Alberto’


MIAMI.- El gobernador del estado norteamericano de Florida, Rick Scott, ha declarado el estado de emergencia en toda la región con motivo del acercamiento de la tormenta subtropical ‘Alberto’, citando motivos de seguridad ante la llegada de lluvias torrenciales y vientos de alta intensidad.

El gobernador ha establecido a través de su cuenta personal de Twitter, que ha declarado el estado de emergencia “para garantizar que el estado de Florida tiene los recursos necesarios que pueda necesitar para mantener a sus familias a salvo y estar preparado ante la llegada de lluvias torrenciales e inundaciones provocadas por la tormenta subtropical ‘Alberto'”.
En la rueda de prensa que las autoridades locales han ofrecido en el centro de operaciones de Tallahasse, el gobernador ha instado a la población a “tomarse en serio” la tormenta, al tiempo que les ha advertido de su gravedad.
El Centro Nacional de Huracanes (NHC, según sus siglas en inglés) de Estados Unidos habría advertido el pasado viernes de que la tormenta subtropical ‘Alberto’ se mueve lentamente sobre el noroeste del mar Caribe y se espera que se fortalezca gradualmente en las próximas 48 horas mientras se dirige al Golfo de México.
La tormenta se encuentra a 160 kilómetros al sur-sureste de Cozumel, en México, con vientos máximos de hasta 65 kilómetros por hora, según ha afirmado el NHC con sede en Miami.
“Se esperan fuertes lluvias que afecten a la península del Yucatán, el occidente de Cuba, Florida y la costa noreste del Golfo durante este fin de semana”, ha señalado el NHC, que ha añadido que “se espera que Alberto disminuya su velocidad después de llegar hacia el interior”.
Además, se espera que ‘Alberto’ llegue mañana lunes a la costa estadounidense del Golfo.